Sobre el Cine y la Historia

Publicado en por Alejandra

El cine se puede considerar como una herramienta para el estudio de los sucesos históricos, tanto mundiales como nacionales, ya que puede marcar sucesos puntuales, mostrando un punto de vista objetivo y a partir de esto sacar un análisis acerca de dicho suceso. Pero también pueden mostrar situaciones utópicas, que distorsionan una realidad evidente, o muchas veces no tanto, que llegan a crear mentiras acerca de la historia. “El cine es una fábrica de sueños, y una engrasada maquinaria de creación de mitos. En la pantalla, los personajes se convierten en arquetipos, y cuando se abordan episodios históricos es frecuente que la realidad se deforme a favor del guión; incluso con intencionalidad política. Pero, de todas formas, es justo admitir que directores y guionistas tienen la prerrogativa de la imaginación. No están obligados a contar la verdad, pero no está demás interesarse por ella.” (Tarín, 2007, p.25)  En el cine, la historia está en manos de guionistas que pueden alterar y acomodar la historia según sus creencias religiosas, posición política, entre otras.

 

Pero por otra parte, el cine se puede considerar como una forma de entender situaciones a partir de una serie de características evidenciables en los largometrajes. Además, puede llegar a revelar aspectos de la sociedad, que no se habían tenido en cuenta, o que simplemente no se veían de gran importancia. También se pueden resaltar, dentro del cine, significados frente a situaciones y coyunturas sociales, económicas, políticas, culturales entre otras. En realidad puede llegar a ser una gran herramienta para historiadores, evidentemente clasificando las películas con significa y trascendencia histórica. “Ver cine implica la puesta en juego de complejos mecanismos de significación y es a su vez un modelo de representación, que marca conductas deseables y condenables, señalando los modos en que cada sociedad imagina al mundo.” (Zambrini, http://www.trabajosocial.unlp.edu.ar/uploads/docs/cine_historia_politica_y_sociedad_2009.pdf ). El cine ha tomado un lugar muy importante dentro de la cultura de la población, ya que da significado tanto a lo que muestra, como a lo que no muestra, y de ahí su importancia.

 

De este modo, se puede considerar el cine como una herramienta para el estudio de la historia, sabiendo que las películas analizadas y estudiadas fueron escogidas por su importancia y trascendencia en el tema que trate. Existe mucho cine que no se puede considerar como histórico, y por esta razón no son tomando en cuenta dentro del estudio. Pero largometrajes que muestran visiones objetivas acerca de las situaciones pueden ser de gran ayuda para el entendimiento de dicha coyunturas.  “En la medida en que el cine está hecho de la misma materia que la historia (tiempo, proyección y recuerdo), es posible hacer una lectura del siglo XX a través del cine. Es por ello que el mundo histórico, desbordante de significados hace deseable y necesario ocuparse de películas que han procurado recrear ese entramado político, económico, social y cultural, como una forma insoslayable de comprender la historia colectiva.” (Zambrini, http://www.trabajosocial.unlp.edu.ar/uploads/docs/cine_historia_politica_y_sociedad_2009.pdf ). 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post