"El Rio de las Tumbas", Julio Luzardo, 1964

Publicado en por Alejandra

"El Rio de las Tumbas" dirigida por Julio Luzardo en 1964, muestra la vida de una población aledaña al rio Magdalena, ubicado en Colombia. La historia muestra que tanto la población permanente como aquellos que llegan o llegan a pasar un tiempo en la región, adquieren un comportamiento particular de indiferencia frente a un extraño suceso. Del rio llegan una seria de cadáveres, pero como los habitantes se encuentran en un extraño estado, no muestran interés por lo que sucede a su alrededor. Los quechuas, indígenas de Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Chile y Argentina, que habitaban en la cordillera de los Andes, denominaron al rio magdalena como el “Rio de las Tumbas” y debido a esto, se le asigno como nombre al largometraje.

 

Este filme, según Enrique Pulecio, rompe con los esquemas del cine colombiano, pues mostró una faceta más realista y demostraba que el cine no sirve tan solo para diversión y dispersión. Además, trata de un tema nuevo y original para la época, pues es en la de década de los sesentas el cine se veía altamente influenciado por los temas de Estados Unidos. “La creación de una atmósfera opresiva, en un ambiente de inquietud y zozobra, con la violencia partidista de las años cincuenta como realidad circundante, es una forma de reconocimiento y reflexión en nuestro cine como antes no se había dado.” (Pulecio, 1999). Más que mostrar el ambiente político, muestra la vida de un pueblo amenazado y su situación dentro de la violencia colombiana. De ahí la importancia de este largometraje ya que fue la primera película colombiana en mostrar los fenómenos más importantes dentro de la sociedad colombiana, siendo esta la primera película que se puede considerar como histórica.  


Para la década de los cincuentas, época en la que se llevan a cabo los hechos del largometraje, el conflicto armado colombiano parecía más a una guerra civil, que a lo que es hoy en día. Era una guerra bipartidista, donde se efectuaban marchas, con carteles y pancartas de la posición política de cada uno de los habitantes. Claramente, detrás de estas acciones políticas existía una series de  desapariciones, asesinatos, secuestros de personas de los partidos políticos contrarios, cuyos cuerpos paraban tanto en los mares, como en las selvas y en los ríos. Así pues, el rio de las tumbas retrata esta guerra bipartidista en un filme de 120 minutos, con un formato a blanco y negro, que se vuelve un uno de los largometrajes más importantes y significativos dentro de la filmografía colombiana.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post